Aprendiendo cosas de salir a correr

Ha sido un día extraño que ha terminado oficialmente (extraoficialmente aún estoy despierto) con 8Km de carrera con cambios de ritmo.

He recordado una cosa, me voy poniendo en forma, que también se puede aplicar a la vida real: cuando el pulsómetro te diga que estás al límite del anaeróbico, cuando tu campo de visión se haga más pequeño, cuanto más fácil sea parar, cuando el camino se haga cuesta arriba… aprieta los puños, relaja los hombros y supérate a ti mismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *