Escena IV (Desesperado)

En mi afán por escribir algo largo me aburro y rescato un intento que tuve después de la histeria. Iban a ser cinco escenas, de las cuales sólo escribí tres o cuatro y conservo sólo dos, que al fin y al cabo son las que quedaron mejor.

Esto lo escribí hace casi diez años (antes de venir a Madrid), así que no vale aplicar ningún tipo de análisis psicológico, porque está desfasado. En cuanto pueda, añadiré a la entrada el dibujo que hizo un crack para ilustrarlo.

Sucede tras Escena I (El Fin del Principio)


Unos seres que parecían ángeles se me acercaron, quizás era mi hora. La acepté con resignación y me acerqué a ellos, que hablaban de espaldas a mi, en susurros.

Cuando estaba a un paso el más alto de los seis se giró, con sus ojos inyectados en fuego, su aliento a muerte, sus facciones huesudas y caí de nuevo.

Aquellos despojos de algo que fue humano comenzaron a girar en torno a mí, gritando. Traté de ignorarles pero ellos seguían gritando, comencé a sudar, el sudor ardía, me abrasaba la piel, no podía seguir soportando esos alaridos, la respiración se aceleraba, les grité que se callaran, les escupí la sangre de mi corazón al hacerlo, pero no les importó, se divertían conmigo.

Reuní mis fuerzas recién salidas del horno de la locura y el odio, que fueron más que suficientes para salir corriendo de aquel maldito lugar. Sería más acertado decir que eso fue lo que mi alma hacía, porque cuando mi cuerpo intentó huir, las criaturas que me habían alcanzado, con sus uñas ennegrecidas de sangre muerta tomaron mi cuerpo, desgarrándole la piel por donde lo tocaban, todo entre risas y chillidos, que corrompan mi alma aún cercana, pero libre al fin, libre de un cuerpo del que ya no quedaban sino huesos, había sido devorado.

Este es el relato de mi entrada en el mundo de las tinieblas, del que he podido salir. En este lugar inmaterial mis sueños se pulverizaron, mis pesadillas fueron mi prisión, sin ventanas, sin escapatoria, de la que sólo la Diosa Fortuna pudo liberarme.

One thought on “Escena IV (Desesperado)”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *