Android y las tarjetas de memoria


Warning: in_array() expects parameter 2 to be array, null given in /home/aalom/arpia49.com/wp-content/plugins/yet-another-related-posts-plugin/classes/YARPP_Core.php on line 977

Esta mañana (en realidad me desperté a la hora del segundo postre gracias a tirarme las noches con el PFC) vi un correo de uno de mis ex-compañeros de curro en Dycec. Me llevé un par de alegrías, la primera porque es un chaval muy majo, con el que me río mucho y siempre manda cosas con las que reírme. La segunda razón es porque me escribía para pedirme opinión y para los narcisistas como yo, eso te alegra la mañana.

El tema en concreto es que no sabe si hay algo que tener en cuenta a la hora de pillar una tarjeta de memoria para su deseado móvil con Android. Voy a tratar de responder a su pregunta de dos maneras, para la gente normal y para los que buscan exprimir un poco más sus terminales. Sí, el segundo apartado será para tirarme el rollo con algo que no le interesa ni al 10% de la población que pueda equivocarse y leer este blog (o quizá sí).

  • Lo primero a tener en cuenta es el tamaño. Calcula en función del uso que le des al móvil. Si lo vas a usar de disco duro portátil para compartir cosas con la gente, tira por lo más bestia, si sólo para música… calcula la pereza que te da cambiar la música y si es poca puedes optar por unos 4GB, si quieres guardar pelis lo mismo, si te da pereza pasarlas a formato “nativo”ª (adaptado al tamaño de la pantalla) pilla una grandota. En cualquier caso, ponte una cifra para gastar y procura no pasarte, es la parte fácil.
  • Lo segundo es la velocidad. Existen distintas velocidades en este tipo de tarjetas y según para lo que lo quieras te puede merecer la pena gastarte más dinero. Si vas a sacar muchas fotos con tu móvil (que suerte, la cámara de mi magic es una mierda) te interesa una buena, para que entre foto y foto no se te ponga a llover. Si vas a estar metiendo y sacando datos constantemente (el modo disco duro portátil del que hablaba antes) también te interesa una de las buenas. Si vas a escuchar música que no vas a estar cambiando… no te molestes en gastar dinero.

Extra para la versión no friki: si vas a usar mucho el navegador gps o juegos “tochos” (tipo FIFA) yo me pillaría una de las rápidas, tanto las voces del GPS como los datos de los juegos se guardan en la SD, así que siempre es interesante que sea rápida.

Aquí empieza lo friki, probablemente quieras seguir leyendo, pero no para aprender nada sino para sentirte orgulloso de no perder tanto tiempo aprendiendo gilipolleces como yo.

Hay dos cosas más a tener en cuenta relacionadas con las tarjetas de memoria y android.

  • Desde Froyo podemos, de manera oficial, instalar apps en la SD. Esto se inventó para la gente (por llamarlos de alguna manera) que se instalan todo lo que tiene un icono molón. Se quedaban sin memoria interna y… algo había que hacer. Personalmente yo no lo uso porque no tengo tantas apps instaladas y porque no funciona bien, especialmente con los widgets. En cualquier caso, si eres una de estas personas cuanto más rápida la tarjeta, mejor.
  • Si usas una ROM modificada, cosa que si tienes un móvil con Froyo no será necesario, pero si tu operadora o tu fabricante te ha dejado de lado con las actualizaciones puede ser una buena opción existe la posibilidad de crear una partición de swap. A mi no me gusta la idea y no la tengo, pero, de nuevo, si quieres usarla cuanto más rápida sea tu tarjeta, mejor.

Las razones para que no me guste la partición de swap es que hacen un trabajo que no necesito, permiten que haya más aplicaciones corriendo de fondo (andorid cuando se queda sin memoria termina las apps que hace más tiempo que no se usan y estaban abiertas (la explicación de este comportamiento es larga, pero el resumen es “No instales un task killer”)), pero con el coste de que el acceso a la SD es más lento que a la memoria interna del teléfono. Personalmente no necesito tener muchas aplicaciones cargadas en memoria ya que por norma general sólo escucho música y alguna cosa más, pero puede que si estás cambiando constantemente entre aplicaciones puedas verle el beneficio al asunto, pero… eso no es todo. Por desgracia no creo que sea fácil saber cual es la cantidad recomendada para usar de swap. El principal problema es que la swap está para usarla y si la haces muy grande, con tanta información guardada en la SD va a llegar un punto en el que todo se relentice (sobretodo si hay más probabilidades de que algo esté en la swap que en la RAM), pero si eliges un tamaño demasiado pequeño, no te valdrá para mucho.

Por supuesto, es una opinión personal, pero cuanto más leo (sobretodo en la lista de desarrollo de android) más me doy cuenta de que este tipo de soluciones mágicas son un problema ya que las cosas pueden dejar de funcionar como uno las diseña porque gracias a la ROM que uno se ha instalado ahora el sistema no funciona como dice la documentación de android sino como le da la gana a los cocineros de turno.

Espero que sea un artículo útil para quien llegue hasta aquí.


2 thoughts on “Android y las tarjetas de memoria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>