Corriendo descalzo

Después de mucho pensarlo, he decidido ser aún más friki. Parecía imposible, pero gracias a mi hermana ya tengo mis Vibram Five Fingers!

Ayer salí a estrenarlas con Carlitos y nos marcamos 15km, que es lo que recomienda todo el mundo para estrenar calzado deportivo… Quitando que a falta de un kilómetro me tropecé y una pequeña ampolla en un lado del pie, estoy muy contento con las sensaciones. Realmente es como correr descalzo.

Todo empezó con está entrada en el blog de Stormy Peters a la que sigo por sus actividades relacionadas con GNOME. Más tarde me enteré que había más gente que las llevaba y, como mi espalda me suele matar de vez en cuando, me la he jugado a ver si es verdad que con la mejor postura, la cargo menos, el tiempo dirá.

Mientras veo que consecuencias tienen, además de que me duelan los pies por dentro como cuando caminas por la arena, puedo estar contento, por una vez, llevo algo más hortera en los pies que mi maestro, Crive.

Por cierto, las he comprado en Zapaoso, calle bravo murillo 12, Madrid.