Cambios en la manera de comunicarnos

Llevo un tiempo pensado en escribir algo al respecto, pero con esto del twitter, facebook, google reader, identi.ca, etc, parece que escribir en el blog es el último recurso. Pero de eso va el artículo, de como hemos ido cambiando (mejor dicho, como he ido cambiando yo) mi manera de comunicarme.

Todo empieza con el teléfono fijo

Yo era un enano y aquel aparato al que mi hermana parecía enganchada a mi no me atraía para nada. Recuerdo a mis padres diciéndole que tenía que hablar menos por teléfono, pero no creo que a mi me lo dijeran nunca. Cuando era pequeño me daba mal rollo llamar a mis amigos… si lo cogen los padres hay que estar dando explicaciones. ¿Cuándo inventaría algo que se comunicara directamente con una persona y no con una casa?

Y llegó el busca

Nunca tuve uno, pero recuerdo que Killer-Cola los empezó a regalar y a mi se me hacía la boca agua.

El móvil

Una de las cosas buenas de tener un primo teleco es que tuve móvil relativamente pronto. No el primero, pero pronto. La maravilla de los SMS y de dar toques y que en el otro extremo descifraran si eso significaba “conectate”, “ya llego”, “llego tarde”, “he leído tu mensaje” o “me acuerdo de ti”. ¡Qué tiempos! Me gustaba esa comunicación pero los móviles han cambiado… pero eso llegará más tarde.

El IRC

Me encantaba el IRC, con el mIRC, claro. Entrabas en un canal y ahí estaban tus amigos, hablando entre ellos, podías apuntarte a una conversación en curso o abrir un privado. Tenías lo bueno del fijo y lo bueno del móvil.

El MSN Messenger

Yo no fui nunca de ICQ, llegué tarde, pero en cuanto el “MSN” se hizo popular en estas tierras, todo se fue a la mierda. Todo. La gente dejó de usar el IRC y ya no había manera de entrar en una sala y encontrar a tus amigos ahí. Podías hacer un chat en grupo, pero tenías que estar invitando uno a uno y eso era una mierda. Las conversaciones pasaron de ser en grupo a individuales. Para acabarla de joder, llegaron los colorcitos, las frases gilipollezcas en los estados y los virus del MSN.

Jabber/gTalk

Una vez asimilado el fracaso del IRC y resignado a usar el MSN, llegó mi afición por Linux y parece que los frikis de la libertad usaban un protocolo llamado Jabber que permitía algunas cosas interesantes, como estar conectado desde varios sitios a la vez o las salas de chat. Al poco, Google creo gTalk, basado en jabber. Una pequeña maravilla que al estar integrada en el webmail ha hecho que su uso y comodidad se extendieran entre los frikis menos frikis.

Blog, Tuenti, Facebook, Twitter, google reader e identi.ca

Llega la web 2.0 y a mi me entusiasma compartir noticias con los demás. Mientras se desarrolla el dospuntocerismo escribo cosas en mi blog bastante a menudo. El microblogging hace su aparición y uno empieza a escribir chorradas a menudo, con lo que deja de lado los largos artículos. Más adelante, la opción de comentar todo vía Facebook o en el propio google reader hace que las conversaciones respecto a un mismo tema se dispersen, cosa que no me hace demasiada gracia.

Y, por fin Android No tengo un iPhone, no quiero un iPhone.

Tengo un HTC Magic con Android. La manera de comunicarme desde que tengo este bicho ha sufrido un cambio. Estoy 24 horas al día disponible en mi cuenta de gtalk, cualquiera puede hablar conmigo sin gastar un duro. Leo el correo en tiempo real si no estoy en casa. Mi dependencia de la comunicación por teléfono se ha desvanecido.

Google Wave

Si con los servicios 2.0 todo se disgrega, veremos como actúa Wave, yo soy bastante escéptico, supongo que porque no lo he probado, pero si pudiéramos volver a unir los comentarios en un flujo creo que nos encontraríamos con un salto comparable al uso de gTalk en lugar del MSN. ¿Tendremos por fin una “sala” dónde poder encontrar no sólo a nuestros amigos sino las conversaciones?

Google Latitude en HTC Magic, Ubuntu y Archlinux

Creo que este es uno de los títulos más largos que le he puesto a una entrada, no en vano, nos hemos tirado todo el día jugando con Google Latitude.

Información por encima.

Para quien no sepa de lo que estoy hablando, se trata de un servicio de la omnipresente Google que nos permite saber dónde están nuestros amigos (si ellos quieren). Para mi gusto la privacidad está muy bien implementada, una vez que alguien nos invita a compartir nuestra localización, tenemos tres opciones:

  • Mandarlo a freír espárragos. Pasar del tema, que no te digo dónde estoy, que no me caes bien.
  • Vale, me pillas en un compromiso, te voy a decir en que ciudad me encuentro, pero olvídate de seguirme la pista muy de cerca
  • Quiero que seas capaz de encontrarme, que para eso me caes bien. Útil también por si me pierdo (o saber dónde tienen el móvil que me lo han tangado). Máxima precisión.

Además tenemos la opción de dejar de compartir nuestra localización temporalmente a todo el mundo o establecerla a mano.

Otra cosa muy interesante es que podemos decirle que añada nuestra ciudad y país al estado de Google Talk, con lo que podemos incluso informar a los que se resisten a utilizar Latitude.


Localización en el estado

Un poco más técnicos
El funcionamiento es fácil, se sirve de datos de localización diversos para informar. Desde la posición del GPS que ofrece mi móvil hasta la dirección IP de mi red. En la práctica podemos usar Latitude desde diferentes dispositivos, móviles y ordenadores incluidos, por supuesto.

En mi HTC Magic sólo necesitas ir a la aplicación de Google Maps y decirle que te unes a Latitude, podrás invitar a tus amigos desde la aplicación y la verdad es que me resulta mucho más cómodo y fácil que desde el PC. En la Magic se ejecutará un demonio que se encarga de actualizar tu posición. Yo utilizo triangulación desde las redes inalámbricas y funciona muy bien sin quemar la batería.


Opciones para Latitude en HTC Magic.

Desde un PC es algo menos… interesante, aunque viene bien para saber si llega ya o no ese amigo con el que quedaste en la uni para hacer unas prácticas. Encontraremos problemas tanto en Archlinux como en Ubuntu 9.04. El logo y la marca de Firefox no son software libre, con lo que llaman a la versión 3.5 de Firefox Shiretoko. Eso hace que no podamos instalar Google Gears, extensión que necesitamos para compartir nuestra localización desde el PC. Es muy fácil de arreglar, tecleas about:config en la barra de direcciones y cambiamos el valor de general.useragent.extra.firefox. Dónde ponga Shiretoko, ponemos Firefox y ya podemos instalar Gears y empezar a cotillear desde nuestro pc. Para eso tenemos que añadir latitude a nuestro igoogle, que tendrá que estar en inglés. Un poco engorroso.

Así que lo dicho, si a alguien le apetece curiosear por dónde andan sus amigos y tiene un portátil, un PC, una Magic, un iPhone o un móvil con wifi, es muy posible que pueda ver consumados sus sueños de cotilleo.

Flipando con mi HTC Magic

Bueno, vamos a ver si soy capaz de hacer una entrada más o menos decente sobre mi nuevo cacharrín. Con el que dominaré el mundo, por supuesto.

Lo primero es decir que se me cae la baba, el chisme es una monada y vale para casi todo lo que considero ocio en esta vida. Por si acaso logro sacar una entrada imparcial… ¡Estoy como un universitario con un macbook blanco nuevo!

Primero lo peor:

  • La batería dura unas 24 horas, no hablo mucho, no abuso mucho del GPS (menos de una hora al día) y siempre que puedo tiro de red 2G. Como contrapartida, la batería carga lo suficientemente rápido.

Ahora lo regular:

  • ¡Es muy pequeñín! Gastando tanta pasta (al final fueron 104€ con una noche de hotel de regalo) me esperaba que me trajeran al menos un tercio de un Dell Mini9. Pero realmente tienes la impresión de tener en el bolsillo un teléfono (por el tamaño y el peso) y no un cacharro que hace de todo.
  • Como abras el navegador GPS el teléfono no da para mucho más, espero que vayan sacando bichos más potentes.
  • Escribir. Con el móvil horizontal muy bien, en veritical sólo bien. EL problema es que el teclado horizontal ocupa toda la pantalla, con lo que dejas de ver el chat, por ejemplo.

Ahora lo bueno (esta lista es más larga):

  • Puedes hacer de todo.
  • Los contactos del teléfono son de entrada los que tengas en el Gmail, ya si eso importaremos los de la SIM como una opción (avanzada). Una vez que importas los contactos de la sim, entras en la interfaz de gmail y empiezas a unir datos de contactos duplicados y te queda una lista monísima que se sincroniza en ambos sentidos. Maravilloso, ya tengo a todos mis amigos bien ordenaditos.
  • Android Market: encuentras de todo y eso gusta. Juegos, navegadores GPS… lo que te de la gana.
  • La tarifa de datos: 12€ pago al mes por tener conexión “ilimitada” (no hay Tethering ni VoIP de momento). Creo que si no tienes twitter y eres usuario empedernido del rss y del chat no te vale la pena este teléfono. Yo creo que los 12€ los amortizo (la primera tarde gasté lo que me cobrarían por 25€).
  • Es sencillo de utilizar a más no poder.

En el fondo… hay una mezcla de cosas del HTC y de cosas de Android.

Ahora mismo tengo instaladas las siguientes aplicaciones extra:

  • Andnav (1 y 2) con sus correspondientes “dependencias”.
  • Backgrounds: cambia el fondo cada X tiempo.
  • twidroid: Twitter, twitter, twitter, follower, follower, follower.
  • My tracks: para saber por dónde voy a correr y los tiempos que hago. BRUTAL.
  • ScummVM: para ver si me paso los Monkey Islands de una vez.
  • Advanced task manager. Para acceder a las aplicaciones abiertas y cerrarlas a cascoporro.
  • Toggle settings: un panel de control más ordenado.
  • NewsRob: para seguir mis rss.

Ahora un comentario adicional sobre el uso de los estados en la mensajería instantánea.

Ahora me paso 24×7 conectado al google talk, lo que es bueno, porque en vez de llamarme o mandarme un sms, me puedes escribir que ya lo leeré. Lo malo es que no me voy a ponerme a cambiar el estado si estoy ocupado con lo que no puedo hacer uso de los estados de manera coherente, cosa que me gusta mucho y no entiendo como el resto de la gente no lo usa.

Cuando estoy en la red 2G si estoy hablando, se desconecta de la red de datos. En 2G no hay red de datos propiamente dicha (entiendo que eso es la red 3G, pero eso son consideraciones mías que no vienen a cuento). Así que si ves que mi estado es Htc y que me des/conecto mucho, es que estoy llamando. Y si sólo pone Htc, es que no estoy en el PC, dónde por norma general no pondré mensaje de estado, o será otro.

Recomendación: si vas a usar chat, rss, twitter, facebook, tuenti, o cualquier basura 2.0, es un buen móvil. Lo puedes sincronizar prácticamente todo, pero si lo que quieres es sacar fotos y hablar por teléfono, es demasiado caro.

Espero empezar a programar pronto, ya que no le tengo que pagar impuesto revolucionario a nadie para programar para mi propio chisme.

¿Dudas? A los comentarios.

Prey for me

Ayer recordé que había un guitarrista nuevo en Guns N’ Roses, un tal DJ Ashba. Viene a sustituir a mi querido Robin Finck, que vuelve a NIN.

Investigando un poquito, resulta que el amigo DJ Ashba, además de tener una pinta opuesta 100% a Robin, forma parte de Sixx:A.M., un grupo que me recomendó mi consultor musical particular, Antlz, con lo que de momento me parece que voy a tener que respetar a este chico.

A medida que se acercan los exámenes y otras cosas mucho más aterradoras, como decidir dónde vivir a partir de agosto, voy necesitando pensar en otras cosas más allá de las clases. Así que cómo el vídeo me encanta, ya puedo escribir sobre algo irrelevante y acostarme un poco más tarde de lo que debería.

Resumiendo, es la mirada más sexy que he visto en internet en mucho tiempo (con todo lo que eso significa) y todo el mundo sabe lo importante que son unos ojos bonitos.

Por cierto, estreno tema oscuro.

Dell Mini 9, algunas teclas no funcionan

Dell Mini 9

Estas navidades hemos comprado dos Dell Mini 9 en casa. ¿Las razones? Mis padres no tienen ordenador y mi hermana está todo el día en movimiento. ¿Las verdaderas razones? Vienen con Ubuntu y quiero enseñar a usar Linux a mi familia.

En principio, los ves y dices: que monada, pero a mi esa sensación me duró unos minutos. Los dos portátiles vinieron estropeados. Los dos con un fallo por el que no se podía cargar la batería y uno de ellos con un problema en el teclado que hacía que siempre estuviera pulsada la tecla de la flecha izquierda.

En uno de los minis pude solucionar el problema con la batería a base de actualizar BIOS y aplicar configuraciones extrañas, en el otro no pude, porque ni recordaba todo lo que había hecho con el anterior, cosas que sólo me ocurren a mi.

Resultado, llamada al servicio técnico de DELL, nueva batería para cada uno y el de la tecla mal… mal se quedó.

Otra llamada al servicio técnico y reemplazaron las tripas del que quedaba por arreglar. Al principio, todo parecía correcto, pero al poco de usar el teclado nos dimos cuenta de que no podíamos escribir nuestra querida @. Alt Gr y otras teclas no funcionaban. Después de mucho pensar, en uno de los foros de dell encontré la solución.

  • Desenchufar y apagar el portátil
  • Mantener pulsadas las teclas Fn y K
  • Enchufar el portátil
  • Encender
  • Soltar las teclas

Con eso, por fin logramos poder usar nuestro dell mini 9. Ahora sólo me falta descubrir porque usando Ubuntu 8.10 para i386 no funciona el Bluetooth y por qué usando Ubuntu 8.04 lpia sí que funciona. Maravillas de este cacharrín.

Actualizando el servidor a Ubuntu 8.10

Aunque aún quedan 4 días para la salida oficial de Ubuntu 8.10, llamada Intrepid Ibex, aprobeché que el viernes salió la versión candidata de Ubuntu 8.10, para actualizar el servidor.

No soy partidario de meter software inestable en un servidor (o en los ordenadores de la uc3m), pero se daban varios factores:

  • Que soy un yonki de los SOs y me encanta ver las novedades
  • Que me había comprado un disco duro SATA para sustituir al IDE y prefería hacer una instalación limpia antes de copiar el /.
  • Que Ubuntu 8.10 viene con Pidgin 2.5.2, Gnome Do 6.1 y AWN con applets. Programas sin los que ya no puedo vivir.

Ahora mismo no tengo instalado ni Subversion ni Eclipse, pero en breve lo instalaré y comprobaré si hace falta hacer un cambio al manual sobre Ubuntu, Eclipse 3.4 y Subversion.

Lo que si he aprovechado para gestionar las copias de seguridad del portátil y del servidor en el antiguo disco IDE. Gracias a la versión de Intrepid de sbackup ahora es posible que sólo si se puede acceder al directorio de destino se realice la copia. Ideal para que mi portátil mande las copias por ssh a mi disco IDE sólo cuando esté conectado a la misma red local. Dejo un manual de sbackup en ingles enlazado, aunque espero dar más detalles próximamente.

Sobre Ubuntu 8.10 muchas cosas que decir, casi todas buenas.

  • Se han arreglado pequeños fallos como que cada vez que tocabas una partición durante la instalación, te buscaba de nuevo todos los discos, lo que hacía que fuera un poco más lento.
  • Pensaba que las pestañas en Nautilus eran una tontería, pero ya no puedo vivir sin ellas (llevo todo el fin de semana arrastrando cosas de aquí para allá).
  • Gparted gestiona las etiquetas de los volúmenes, así que ahora es muy fácil que te monte tus dispositivos usb en /media/lo que sea y saber dónde va a estar.
  • Por fin f-spot gestiona los duplicados (aunque aún no he probado, son miles de fotos a ordenar). Cómo hacer una copia de seguridad de F-spot.

Aún tengo que hacer algunas cosas, como sincronizar las notas de Tomboy, pero en general estoy muy contento con el cambio, aunque no vaya a tener OpenOffice 3.0 ni Eclipse 3.4, pero intentaré sobrevivir o instalarlos sin apt.

El poder de Canonical: Ubuntu 8.10 y drivers de Ati

Editado el día 19/10/2008 para corregir algunos detalles.

Hasta el día de ayer me preguntaba lo fuerte que es la comunidad Linuxera. Todos sabemos que Microsoft es una de las compañías que más presiona a fabricantes y hasta ahora no tenía datos para comparar con los sistemas del pingüino.

Hasta ayer. Ayer se publicó la versión 8.10 de los drivers de las tarjetas gráficas de Ati en Linux (comprada no hace tanto por AMD) y maravillas de la vida, en los repositorios de Ubuntu aparecen a la vez que el lanzamiento oficial.

Edición: Realmente lo que aparece en los respositorios no es la versión 8.10 del driver, que sale a la luz de manera oficial dos días después, sino una versión exclusiva para arreglar los problemas de Ubuntu.

Yo, que soy una persona que me quedo con lo que me apetece, prefiero comentar esta jugada que la calidad de los drivers (lo haré dentro de poco), que ya hice una entrada al respecto y a los 5 minutos me cargué la base de datos.

Esta versión de los drivers de Ati, la de Ubuntu, que curiosamente sigue la numeración de las versiones de Ubuntu (primer número para el año, punto y segundo número para el mes), viene a solucionar un problema de compatibilidad con la ABI de Xserver 1.5, que es la versión incorporada a la serie 7.4 de las X, que no permitía sacar todo el partido a las gráficas con distribuciones recientes.

Hay varias distribuciones que ya llevan la versión ‘maldita’ de Xserver, la más conocida Fedora, la distribución ‘comunitaria’ de Red Hatintr. Fedora 9 se lanzó en Mayo y hasta ayer no podía tener aceleración gráfica 3D con Ati. Y se supone que Fedora debe tener el apoyo (entendido como presión) de Red Hat, y que supongo que le habrán dicho a la gente de Ati que se pusieran las pilas, pero no.

Sin embargo, se acerca la fecha de lanzamiento de Ubuntu 8.10 y aparece la versión que necesita Ubuntu a la vez en la web de Ati y en la de Ubuntu. +1 en presión para Canonical.

Otro signo que me da la impresión de que el monstruo se va volviendo más grande es que ayer también salió la versión 10 de Flash. Ese formato que odio pero que hoy se ha hecho imprescindible (veremos si el estándar de vídeo de HTML 5 logra que haya otras maneras de ver vídeo en la web). Pues la gente de Adobe ha sacado, por primera vez, un paquete .deb y no dice nada de Debian, no, dice Ubuntu 8.04+.

Otros productos importantes con ‘soporte’ para Ubuntu son Skype o el navegador Opera.

Poco a poco la cuota de mercado de los GNU/Linux va aumentando y con ello, el interés de las empresas en dar soporte.