Un mes con el Moto 360

Moto-360_Map-820x420Ya llevo un mes con mi reloj Moto 360, el que puede haber sido el reloj con Android wear más esperado del 2014 y tengo que decir que estoy extremadamente contento.

Lo primero que tengo que decir es que hace muchos años (desde pequeño) que no uso reloj. Como a tantas otras me personas me resultaba poco práctico la molestia del reloj cuando vivo rodeado de ellos, especialmente el del móvil.

Pero ha pasado una cosa en los últimos años, aunque la tecnología (especialmente Android) que hay detrás de los móviles me apasiona, el tener que usar el móvil no me gusta nada. Estar pendiente de donde está, usarlo en invierno por la calle y que se me congelen los dedos (maravillosa semana invernal en Suiza hace una par de años en la que pensé que perdía la mano), querer mirar algo mientras conduces (coche, bici…), notificaciones molestas constantemente durante todo el día… Pero esto con el reloj me resulta menos molesto de hacer.

Mi uso principal del reloj

Las cosas por las que me dan vida en el día a día se resumen en cuatro puntos:

  • Ver las notificaciones sin que me moleste, una vibración poco molesta, un vistazo rápido y borrar notificación.
  • Contestar a chorradas sin escribir en el móvil. Gracias a que distingue muy bien lo que le dictas, es ideal para despachar rápidamente un chat.
  • Ver la hora.
  • Ver quién me llama.

Con estos tres puntos, puedo asegurar que me despreocupo totalmente del móvil durante el día. Salvo que quiera leer alguna noticia o usar el GPS (mientras Waze no esté integrado con el reloj…). De verdad es una gozada vivir sin móvil y no perderte nada.

Otras cosas que me gustan

26moto-360-smartwatch moto_360-624x351Junto con lo anterior hay un par de cosas por las que recomendaría el reloj:

  • El cargador, que lo convierte en reloj para la mesilla de noche.
  • La duración de la batería, desde las 9:00 hasta las 23:15 y está al 68%. Se ve que las últimas actualizaciones han mejorado mucho este punto que sale como negativo en todos los análisis.
  • Fluidez. Todas las pantallas van fluidas, los que dicen que no en los análisis o deben haber probado una versión anterior.
  • El diseño. Es bonito tanto en negro como en plateado y aunque en la tienda de Google sólo hay dos correas, las que se venden en EEUU son muy bonitas. Cuestión de tiempo.
  • Todo el mundo te pregunta que tal, es un reloj que destaca y nadie me ha dicho que no sea más bonito en la realidad que lo que se imaginaban. Especialmente la gente se sorprende de que no sea tan grande como parece en la propaganda.
  • Puedes llevar música en el reloj y salir a correr con auriculares bluetooth.
  • Puedes usar la navegación caminando en bici sin necesidad de poner tu vida en peligro mirando el móvil.

Cosas que no me gustan

  • Que no se pueda utilizar con iOS. Por motivos laborales llevo un iPhone conmigo (a veces) y me fastidia no poder tener las notificaciones. Espero hacer un artículo sobre iPhone 6 + iOS 8 en breve.
  • Navegar por la pantalla a veces no se hace intuitivo, pero como hay poco que hacer enseguida te das cuenta de que ese gesto que pruebas no vale, que es otro.
  • La correa está demasiado gastada para llevar un mes de uso (es de cuero de mentira).

Resumiendo

Es un reloj chulo, si te gusta no perderte las notificaciones y odias el móvil, es muy útil. Pero es difícil de recomendar con el precio que tiene a menos que seas amante de la tecnología (es un regalo genial para alguien como yo) a amante de los relojes (que los hay muy caros).

Se supone que cada reloj que sale tiene más ventajas (el último de Sony tiene GPS integrado para salir a correr y no necesitar el móvil), quizá mejores baterías están por venir, pantallas con mejor calidad… es más ¡hasta Apple va a lanzar el suyo propio en breve! Si no tienes prisa, no corras a comprar uno de estos relojes, el futuro pinta interesante.

Music is my radar

3986585419_bc19556d86_z

Cualquiera que me conozca sabe que hay una cosa que nunca falta en mi vida: la música. Desde pequeño he escuchado música en todas partes: en casa (principalmente de mi hermana), en el coche (mis padres)… y afortunadamente he escuchado mucha variedad.

Lo que empezó con discos de vinilo y cintas de casete (en el coche, en el Walkman…) de repente tomó un giro brutal.

El mp3. Aún recuerdo el día que me lo presentaron, en una tienda de informática en Santa Cruz (Tenerife), recuerdo que “un disco completo ocupa unas 12 veces menos que en formato WAV”. Por aquel entonces estaría empezando a aprender “de ordenadores” con un Pentium I – 133mHz. Y desde entonces la cantidad y variedad de música que he escuchado no ha hecho sino aumentar. Era la época de Napster, Kazaa, eMule y algún programa más que se me escapa.

Más tarde llegó para mi last.fm. Uno de las primeras maravillas de Internet 2.0. No era sólo una página donde poder recopilar la música que escuchas, recomendar conciertos que te gusten en tu zona, encontrar fotos de los conciertos, sino que ha sido la mejor radio de música que he escuchado nunca. Llega un momento en el que estas cansado de escuchar la música que te gusta y quieres descubrir algo nuevo. Ahí no vale tener 8000 canciones en el ordenador/coche/móvil/reproductor de MP3. Se necesita una radio que te ponga canciones que le gustan a otros usuarios con tus mismos gustos.

Lastfm es barato, un par de €uros al mes, y con una radio impresionante. Otro aspecto destacado era que podías recopilar estadísticas de lo que habías escuchado y a mi, que he subido 123460 escuchas, me aparecía información bastante interesante. Mientras mucha gente contaba las maravillas de Spotify, yo seguía enganchado a lastfm.

Pero la industria llegó y dijo que no podías usar la aplicación móvil en España, el número de canciones que podías saltar (para pasar a la siguiente) estaba limitado, no tenías la posibilidad de escuchar una canción en concreto (sólo radio) y no podías almacenar la música para escucharla sin conexión.

Y entonces llegó Google Play Music, que permitía subir música descargada ilegalmente y tenerla disponible en la nube, hacer listas automáticas, mantenerlas descargadas en el móvil, aprovechar cuando tuvieras WiFi para recopilar canciones que escuchar luego y compartir una escucha gratis con tus amigos de Google+ tras una compra… No era perfecto, pero me gustaba.

Ahora Google Music All Access ha dado otro paso, desbancar a la, para mi, mejor radio por un precio asequible (10€ al mes) que además te permite escuchar toda la música del catálogo.

Aquí os dejo mis razones por las que 10€ me parecen un buen precio:

  • Distintas radios: puedes elegir escuchar música parecida a una canción, a un disco o a un artista.
  • Sin publicidad.
  • Sin limitaciones para saltar canciones.
  • Poder editar la cola de canciones en cualquier momento (aunque sea una radio).
  • Recomendaciones de nuevos discos según tus gustos.
  • Poder acceder a tu biblioteca de música en cualquier momento.
  • Una interfaz bonita y útil, también en el móvil.
  • Fácil y sencillo mantener la música offline en el móvil.
  • Faltan pocas cosas (que me duelan en el corazón, ACDC y Led Zeppelin).
  • Poder completar lo que falta descargándolo y subiéndolo a tu espacio.

Personalmente yo ya no pirateo música, por el precio de medio disco puedo escuchar todo lo que me da la gana y descubrir cosas nuevas. Supongo que hay mucha gente (especialmente en estos momentos de crisis) que no puede gastar 10€ al mes en música pero yo me alegro de que puedo participar en generar beneficios a una industria que me acompaña, fácilmente 5 horas al día.

Aprovechar Google+ para promocionar tu marca

Google+

No es muy difícil darse cuenta de que soy un apasionado de Google+ y es que realmente creo que es muy útil. La red social de Google está llena de gatitos pero también de contenido de calidad (por ejemplo, hay una gran cantidad de fotógrafos que la están usando).

No voy a entrar ahora a comentar las facilidades a la hora de subir tus fotos o lo útil que es compartir cosas entre distintos círculos, no. Me voy a centrar en un par de aspectos que te interesan si tienes una web/marca y quieres darte a conocer.

Aunque G+ nació exclusivamente para personas, desde hace poco tiempo ya se pueden crear páginas de negocios, con ellas te resultará cómodo enviar tu mensaje a un grupo de personas muy activas en la web. Es muy probable que si logras distribuir contenidos de calidad logres ‘clientes fieles’ y dispuestos a compartir el contenido de tu web.

Según el tipo de negocio que lleves, te puede resultar muy útil la función de quedadas (o hangouts en inglés) con la que podrás crear una videoconferencia hasta con 10 personas a la vez. ¿Imaginas montar un servicio técnico de esta manera?

Quizá una de las razones más interesantes para mi de usar G+ en tu empresa es la posibilidad de hacer llegar los datos de contacto a un número potencial de clientes muy alto. Con la sincronización de contactos, llega el momento en el que todo lo que hagas público en tu perfil se añadirá automáticamente a las personas que te añadan como contacto en G+ o en Gmail. ¡Hasta la vista tarjeta de visita!

La última razón es sólo temporal. Ahora mismo hay muy poco contenido de calidad en castellano si comienzas a distribuirlo tú, hay posibilidades de que te conviertas en la próxima estrella de la red.

Flipando con mi Samsung Nexus S

Hace ya algo de tiempo que me quedaba maravillado con la cantidad de cosas que podía hacer con mi querido ex-móvil pero ha llegado el momento de dar otro paso más allá.

Al terminar mi carrera del sábado (ya haré una entrada sobre la Tenerife Blue Trail del sábado pasado) mi querida hermana me esperaba con una Sorpresa en la meta, ¡móvil nuevo!

No voy a perder mucho el tiempo contando que se me cae la baba con él, sino que voy a repasar rápidamente lo bueno y lo malo:

Lo bueno:

  • Tarda 20 segundos en arrancar. No es broma.
  • Todo funciona como un tiro. Cosas que yo pensaba que iban lentas por la red (como hacer check-in en Latitude) funcionan ahora perfectamente.
  • La pantalla se ve de cine (a falta de compararla con una SuperAMOLED en la misma mesa).
  • La cámara graba con muy buena calidad y tiene flash.
  • Se ve bonito en mi mano.
  • NO parece un **** hayFON.
  • Tiene entrada normal para auriculares/manos libres.
  • Tiene NFC (esta semana santa pediré cosas frikis para programar).
  • No ha tardado nada en configurar mis apps como en el teléfono viejo (si bien es gracias a Android, no al Nexus, pero la gracia es que ni he notado que trabajaba).
  • No lleva tarjeta microSD, la memoria es interna. Después de que me timaran por una basura de tarjeta de 4GB, agradezco que sea memoria rápida y que no la pueda perder.

Ahora viene lo malo:

  • No tiene led para las notificaciones. Es LO PEOR, aún sabiendo que lo habría notado vibrar, le he dado a encender la pantalla 10000 veces en el trabajo. Como Samsung ha decidido no traer SAMOLED a España, el noled no me vale.
  • No viene con Cyanogenmod, una pena, porque aunque Android 2.3.3 mola, las ROMs de Cyano son un guante.
  • No viene con funda y la carcasa de plastiquete, aunque lo hace ligero le da una pinta de frágil (por rayarse) que no veas.

Lo anterior es lo que he visto en dos días de uso, lo que aún no puedo valorar es la batería, por ejemplo, pero parece que mejor que el móvil viejo sí que va.

Recomendaciones para los que no saben si esperar a los bichos de doble núcleo:

Si eres capaz de sobrevivir sin LED y quieres tener soporte de Cyano, esta parece una buenísima opción. Personalmente creo que los pepinos de doble núcleo van mejor dirigidos a jugones y tablets, no tanto a correos, maps y angry birds.

Instalar ESbox 2 en Ubuntu 9.10

Al comenzar con mi PFC preparar el IDE para programar para Maemo era un poco lioso, pero desde que ha salido la versión 2.0 del ESbox (que “no es más” que un eclipse con todo lo necesario instalado de serie), la verdad es que no tiene ningún mérito.

  • Paso 1: Echar un ojo en la web de ESbox 2nd Edition para enterarnos de las novedades.
  • Paso 2: Descargar el ESbos para nuestro SO favorito
  • Paso 3: Descomprimir
  • Paso 4: Ejecutar vía esbox.sh (en distribuciones modernas hay fallo, pero mejor leerlos en la web de ESbox, al fin y al cabo, el Paso 1 era echar un ojo).

Listo. Si ya tenemos instalado el SDK, el Scratchbox y Xephyr, ya podemos ponernos a trabajar.

La versión 2.0 de ESbox sólo sirve para Maemo 4 y para Maemo 5.

2010 intenciones

Hace ya unos cuantos días que Rober hacía una llamada general para que contásemos lo que esperamos del 2010, me he retrasado un poco, espero que me sepa perdonar.

No son muchas, pero son las que se me ocurren ahora mismo. Es posible que me falten cosas relacionadas con la música o con la política, pero con este frío (tengo los pies helados) es difícil pensar.

Creo que si cumplo más de la mitad estaré contento, pero vamos a por todas.

  • Terminar la carrera.
  • Intentaré trabajar en algo que me apasione y sea un reto.
  • Crearé mi primera aplicación para Android (más detalles a partir de Marzo).
  • OGT Inc. dejará de ser un proyecto simplemente (copiado de Rober).
  • Enamorarme al menos una vez cada fin de semana (no pasa nada si es de la misma persona/bar).
  • Correr una media maratón y una maratón completa.
  • Sacar más fotos.
  • Irme muy lejos o quedarme dónde estoy.
  • Hackear algunas cosas, preferiblemente relacionadas con GNOME.
  • Mantener el contacto con la gente “que me da la vida”.
  • Conocer más gente de las que me la quitan.
  • Placar a Chemi y dejarlo sin aire (desde el cariño).
  • Sobrevivir al día siguiente de la superbowl en el curro.
  • Organizar un cumple conjunto con Aida.
  • Montar un miniservidor casero con OpenSolaris y ZFS.
  • Ver a Pearl Jam en el BBK (y a Rammstein).

Información sobre Wave I

Esta es la primera nota, espero que de muchas, que escribo sobre Google Wave, una tecnología que no ha hecho más que aumentar mis esperanzas en ese importante cambio en la manera de comunicarnos del que hablaba hace no tanto tiempo.

Trataré de escribir notas cortas en vez de una análisis de todo lo analizable que me llevaría semanas, no por mucho sino por vago, y probablemente estuviera desactualizado a la hora de la publicación.

Empezamos:

  • ¿Qué es Google Wave? Según uno de sus desarrolladores, es el correo electrónico si en se hubiera inventado hoy en vez de hace más de 40 años, pero entrando más en detalle es una herramienta para editar conversaciones en tiempo real.
  • ¿Qué ventajas se supone que tiene eso “del tiempo real”? Que, aunque estés acostumbrado a otra cosa, varias personas pueden estar contestando en una conversación y leerse de forma ordenada ¡a la vez!
  • No me parece suficiente como para todo el follón que está montando en la “prensa friki”. Por supuesto, puedes hacer muchas cosas más. Añadir fotos y que a los demás les aparezcan en tiempo real, sin actualizar, traducir lo que una persona dice en otro idioma mientras escribe, compartir vídeos, hacer anotaciones, editar cosas escritas por otros… un mundo enorme de posibilidades.
  • ¡Pero yo pensaba que esto iba a ser una cosa molona como Facebook, Tuenti o Twitter! No, esto es demasiado… “grande” ahora mismo como para que alguien que sólo busca actualizar su estado o cotillear fotos lo use, sin embargo, es posible que le de a algunos de esos servicios nuevas posibilidades (más sobre esto en una posible entrada).
  • Me he cansado de leer por hoy, dime por qué debería pedirte una invitación, explícame un caso concreto. Imagina que tienes un grupo de amigos a los que les gusta organizar cosas por correo. Imagina que de repente tienes que añadir a alguien a una serie de correos (conversación en gmail, de sistemas que no agrupen las conversaciones en hilos ni hablo), le mandas un correo a todos, añadiendo a la última persona, pero sólo va a ver el último correo. Con wave podrá ver todo lo que se ha comentado, además de poder verlo por orden cronológico con una herramienta muy chula en la que puedes ver como ha evolucionado esa conversación.

¿Quiero decir con esto que wave le será íltil a todo el mundo? No, seguramente su éxito esté por debajo del de facebook, pero por encima del de Google Docs. Tiempo al tiempo.

Si aún no te he convencido del todo, prueba a ver el siguiente vídeo, de desarrolladores para desarrolladores.

Cambios en la manera de comunicarnos

Llevo un tiempo pensado en escribir algo al respecto, pero con esto del twitter, facebook, google reader, identi.ca, etc, parece que escribir en el blog es el último recurso. Pero de eso va el artículo, de como hemos ido cambiando (mejor dicho, como he ido cambiando yo) mi manera de comunicarme.

Todo empieza con el teléfono fijo

Yo era un enano y aquel aparato al que mi hermana parecía enganchada a mi no me atraía para nada. Recuerdo a mis padres diciéndole que tenía que hablar menos por teléfono, pero no creo que a mi me lo dijeran nunca. Cuando era pequeño me daba mal rollo llamar a mis amigos… si lo cogen los padres hay que estar dando explicaciones. ¿Cuándo inventaría algo que se comunicara directamente con una persona y no con una casa?

Y llegó el busca

Nunca tuve uno, pero recuerdo que Killer-Cola los empezó a regalar y a mi se me hacía la boca agua.

El móvil

Una de las cosas buenas de tener un primo teleco es que tuve móvil relativamente pronto. No el primero, pero pronto. La maravilla de los SMS y de dar toques y que en el otro extremo descifraran si eso significaba “conectate”, “ya llego”, “llego tarde”, “he leído tu mensaje” o “me acuerdo de ti”. ¡Qué tiempos! Me gustaba esa comunicación pero los móviles han cambiado… pero eso llegará más tarde.

El IRC

Me encantaba el IRC, con el mIRC, claro. Entrabas en un canal y ahí estaban tus amigos, hablando entre ellos, podías apuntarte a una conversación en curso o abrir un privado. Tenías lo bueno del fijo y lo bueno del móvil.

El MSN Messenger

Yo no fui nunca de ICQ, llegué tarde, pero en cuanto el “MSN” se hizo popular en estas tierras, todo se fue a la mierda. Todo. La gente dejó de usar el IRC y ya no había manera de entrar en una sala y encontrar a tus amigos ahí. Podías hacer un chat en grupo, pero tenías que estar invitando uno a uno y eso era una mierda. Las conversaciones pasaron de ser en grupo a individuales. Para acabarla de joder, llegaron los colorcitos, las frases gilipollezcas en los estados y los virus del MSN.

Jabber/gTalk

Una vez asimilado el fracaso del IRC y resignado a usar el MSN, llegó mi afición por Linux y parece que los frikis de la libertad usaban un protocolo llamado Jabber que permitía algunas cosas interesantes, como estar conectado desde varios sitios a la vez o las salas de chat. Al poco, Google creo gTalk, basado en jabber. Una pequeña maravilla que al estar integrada en el webmail ha hecho que su uso y comodidad se extendieran entre los frikis menos frikis.

Blog, Tuenti, Facebook, Twitter, google reader e identi.ca

Llega la web 2.0 y a mi me entusiasma compartir noticias con los demás. Mientras se desarrolla el dospuntocerismo escribo cosas en mi blog bastante a menudo. El microblogging hace su aparición y uno empieza a escribir chorradas a menudo, con lo que deja de lado los largos artículos. Más adelante, la opción de comentar todo vía Facebook o en el propio google reader hace que las conversaciones respecto a un mismo tema se dispersen, cosa que no me hace demasiada gracia.

Y, por fin Android No tengo un iPhone, no quiero un iPhone.

Tengo un HTC Magic con Android. La manera de comunicarme desde que tengo este bicho ha sufrido un cambio. Estoy 24 horas al día disponible en mi cuenta de gtalk, cualquiera puede hablar conmigo sin gastar un duro. Leo el correo en tiempo real si no estoy en casa. Mi dependencia de la comunicación por teléfono se ha desvanecido.

Google Wave

Si con los servicios 2.0 todo se disgrega, veremos como actúa Wave, yo soy bastante escéptico, supongo que porque no lo he probado, pero si pudiéramos volver a unir los comentarios en un flujo creo que nos encontraríamos con un salto comparable al uso de gTalk en lugar del MSN. ¿Tendremos por fin una “sala” dónde poder encontrar no sólo a nuestros amigos sino las conversaciones?

Actividades de la uc3m

Esta es una pequeña entrada para criticar a mi universidad (Universidad Carlos III de Madrid). ¿Por el precio de los créditos? ¿Por el ridículo paso al grado? ¿Por las dispensas limitadas? ¿Por las trabas para matricularte de más de dos cursos a la vez? ¿Por tener que aprobar prácticas, teoría y problemas del examen para aprobar la asignatura? ¿Por lo poco que valen las prácticas en relación a la nota final? No, en este caso no va a ser por ninguna de esas cosas, ni por otras del estilo de las que hablamos cada vez que el estrés puede con nosotros.

Voy a hablar de la pésima organización de las charlas y demás eventos interesantes.

Una de las cosas que creo que menos aprovecho en la universidad son las charlas o las presentaciones de proyectos. No me termino de poner las pilas, pero creo que en parte no es culpa mía.

¿Tanto cuesta hacer un calendario con las charlas, ponencias y proyectos? No, no cuesta nada. Si nos ponemos cutres lo podemos hacer con google calendar y permitir importarlo.

En vez de esta manera, que no creo que se me haya ocurrido por ser un lumbreras, de vez en cuando recibo un correo diciendo que dentro de dos meses habrá una charla. Ese es el caso bueno, tienes tiempo de apuntarla y listo. El caso malo es cuando recibes el correo dos meses antes, una semana antes y/o 10 minutos (verídico) antes de la charla.

Algunos profesores ya tienen disponible un calendario en formato ical para las prácticas, ¿tanto cuesta hacer un calendario general del departamento/universidad? Conseguiríamos, por ejemplo, que si estoy por la universidad sin nada que hacer y veo una charla vaya seguro y no creo que la afluencia de estos eventos sea tan grande que podamos despreciar a los frikis.

Bueno, pues dicho y hecho. Aquí el enlace a un calendario sobre actividades relacionadas con la telemática. Según me vaya enterando de las cosas, las iré añadiendo, lo cual me obliga a hacer una entrada en breve sobre como utilizar los calendarios dignamente en un escritorio GNOME.

Google Latitude en HTC Magic, Ubuntu y Archlinux

Creo que este es uno de los títulos más largos que le he puesto a una entrada, no en vano, nos hemos tirado todo el día jugando con Google Latitude.

Información por encima.

Para quien no sepa de lo que estoy hablando, se trata de un servicio de la omnipresente Google que nos permite saber dónde están nuestros amigos (si ellos quieren). Para mi gusto la privacidad está muy bien implementada, una vez que alguien nos invita a compartir nuestra localización, tenemos tres opciones:

  • Mandarlo a freír espárragos. Pasar del tema, que no te digo dónde estoy, que no me caes bien.
  • Vale, me pillas en un compromiso, te voy a decir en que ciudad me encuentro, pero olvídate de seguirme la pista muy de cerca
  • Quiero que seas capaz de encontrarme, que para eso me caes bien. Útil también por si me pierdo (o saber dónde tienen el móvil que me lo han tangado). Máxima precisión.

Además tenemos la opción de dejar de compartir nuestra localización temporalmente a todo el mundo o establecerla a mano.

Otra cosa muy interesante es que podemos decirle que añada nuestra ciudad y país al estado de Google Talk, con lo que podemos incluso informar a los que se resisten a utilizar Latitude.


Localización en el estado

Un poco más técnicos
El funcionamiento es fácil, se sirve de datos de localización diversos para informar. Desde la posición del GPS que ofrece mi móvil hasta la dirección IP de mi red. En la práctica podemos usar Latitude desde diferentes dispositivos, móviles y ordenadores incluidos, por supuesto.

En mi HTC Magic sólo necesitas ir a la aplicación de Google Maps y decirle que te unes a Latitude, podrás invitar a tus amigos desde la aplicación y la verdad es que me resulta mucho más cómodo y fácil que desde el PC. En la Magic se ejecutará un demonio que se encarga de actualizar tu posición. Yo utilizo triangulación desde las redes inalámbricas y funciona muy bien sin quemar la batería.


Opciones para Latitude en HTC Magic.

Desde un PC es algo menos… interesante, aunque viene bien para saber si llega ya o no ese amigo con el que quedaste en la uni para hacer unas prácticas. Encontraremos problemas tanto en Archlinux como en Ubuntu 9.04. El logo y la marca de Firefox no son software libre, con lo que llaman a la versión 3.5 de Firefox Shiretoko. Eso hace que no podamos instalar Google Gears, extensión que necesitamos para compartir nuestra localización desde el PC. Es muy fácil de arreglar, tecleas about:config en la barra de direcciones y cambiamos el valor de general.useragent.extra.firefox. Dónde ponga Shiretoko, ponemos Firefox y ya podemos instalar Gears y empezar a cotillear desde nuestro pc. Para eso tenemos que añadir latitude a nuestro igoogle, que tendrá que estar en inglés. Un poco engorroso.

Así que lo dicho, si a alguien le apetece curiosear por dónde andan sus amigos y tiene un portátil, un PC, una Magic, un iPhone o un móvil con wifi, es muy posible que pueda ver consumados sus sueños de cotilleo.