Google Latitude en HTC Magic, Ubuntu y Archlinux

Creo que este es uno de los títulos más largos que le he puesto a una entrada, no en vano, nos hemos tirado todo el día jugando con Google Latitude.

Información por encima.

Para quien no sepa de lo que estoy hablando, se trata de un servicio de la omnipresente Google que nos permite saber dónde están nuestros amigos (si ellos quieren). Para mi gusto la privacidad está muy bien implementada, una vez que alguien nos invita a compartir nuestra localización, tenemos tres opciones:

  • Mandarlo a freír espárragos. Pasar del tema, que no te digo dónde estoy, que no me caes bien.
  • Vale, me pillas en un compromiso, te voy a decir en que ciudad me encuentro, pero olvídate de seguirme la pista muy de cerca
  • Quiero que seas capaz de encontrarme, que para eso me caes bien. Útil también por si me pierdo (o saber dónde tienen el móvil que me lo han tangado). Máxima precisión.

Además tenemos la opción de dejar de compartir nuestra localización temporalmente a todo el mundo o establecerla a mano.

Otra cosa muy interesante es que podemos decirle que añada nuestra ciudad y país al estado de Google Talk, con lo que podemos incluso informar a los que se resisten a utilizar Latitude.


Localización en el estado

Un poco más técnicos
El funcionamiento es fácil, se sirve de datos de localización diversos para informar. Desde la posición del GPS que ofrece mi móvil hasta la dirección IP de mi red. En la práctica podemos usar Latitude desde diferentes dispositivos, móviles y ordenadores incluidos, por supuesto.

En mi HTC Magic sólo necesitas ir a la aplicación de Google Maps y decirle que te unes a Latitude, podrás invitar a tus amigos desde la aplicación y la verdad es que me resulta mucho más cómodo y fácil que desde el PC. En la Magic se ejecutará un demonio que se encarga de actualizar tu posición. Yo utilizo triangulación desde las redes inalámbricas y funciona muy bien sin quemar la batería.


Opciones para Latitude en HTC Magic.

Desde un PC es algo menos… interesante, aunque viene bien para saber si llega ya o no ese amigo con el que quedaste en la uni para hacer unas prácticas. Encontraremos problemas tanto en Archlinux como en Ubuntu 9.04. El logo y la marca de Firefox no son software libre, con lo que llaman a la versión 3.5 de Firefox Shiretoko. Eso hace que no podamos instalar Google Gears, extensión que necesitamos para compartir nuestra localización desde el PC. Es muy fácil de arreglar, tecleas about:config en la barra de direcciones y cambiamos el valor de general.useragent.extra.firefox. Dónde ponga Shiretoko, ponemos Firefox y ya podemos instalar Gears y empezar a cotillear desde nuestro pc. Para eso tenemos que añadir latitude a nuestro igoogle, que tendrá que estar en inglés. Un poco engorroso.

Así que lo dicho, si a alguien le apetece curiosear por dónde andan sus amigos y tiene un portátil, un PC, una Magic, un iPhone o un móvil con wifi, es muy posible que pueda ver consumados sus sueños de cotilleo.

Diversión

Hoy ha sido un día divertido. En los dos idiomas (diversion). Ha sido la celebración del día del orgullo gay en Londres (y en otros sitios) y nosotros que nos hemos visto valientes hemos decidido coger la guagua para movernos por Londres. Vale, de acuerdo, no es por valentía sino por ahorrar unas libras. Como iba diciendo, hoy es el día del orgullo, así que de las tres guaguas que hemos cogido ninguna ha pasado por el camino que nosotros queríamos, y claro, luego te pasan cosas como llegar a las 17:05 al Museo Británico cuando cierra a las 17:30. Afortunadamente, teníamos refuerzos y Carlota nos esperaba con una botella de agua helada.

Después empezaron a caer las primeras pintas y ya nos disparamos (atención, metáfora) a hablar inglés. Inglés perruno, pero divertido. Siempre es bueno recordar momentos pasados, pero es aún mejor crear momentos nuevos.

Resumiendo, un día de mucho caminar, de fotografías con calles de gente y sobre todo diversión (y diversion). Por cierto, el meterle los mapas al GPS ha sido una gran idea, una pena que no se guarden también los puntos de interés.

Flipando con mi HTC Magic

Bueno, vamos a ver si soy capaz de hacer una entrada más o menos decente sobre mi nuevo cacharrín. Con el que dominaré el mundo, por supuesto.

Lo primero es decir que se me cae la baba, el chisme es una monada y vale para casi todo lo que considero ocio en esta vida. Por si acaso logro sacar una entrada imparcial… ¡Estoy como un universitario con un macbook blanco nuevo!

Primero lo peor:

  • La batería dura unas 24 horas, no hablo mucho, no abuso mucho del GPS (menos de una hora al día) y siempre que puedo tiro de red 2G. Como contrapartida, la batería carga lo suficientemente rápido.

Ahora lo regular:

  • ¡Es muy pequeñín! Gastando tanta pasta (al final fueron 104€ con una noche de hotel de regalo) me esperaba que me trajeran al menos un tercio de un Dell Mini9. Pero realmente tienes la impresión de tener en el bolsillo un teléfono (por el tamaño y el peso) y no un cacharro que hace de todo.
  • Como abras el navegador GPS el teléfono no da para mucho más, espero que vayan sacando bichos más potentes.
  • Escribir. Con el móvil horizontal muy bien, en veritical sólo bien. EL problema es que el teclado horizontal ocupa toda la pantalla, con lo que dejas de ver el chat, por ejemplo.

Ahora lo bueno (esta lista es más larga):

  • Puedes hacer de todo.
  • Los contactos del teléfono son de entrada los que tengas en el Gmail, ya si eso importaremos los de la SIM como una opción (avanzada). Una vez que importas los contactos de la sim, entras en la interfaz de gmail y empiezas a unir datos de contactos duplicados y te queda una lista monísima que se sincroniza en ambos sentidos. Maravilloso, ya tengo a todos mis amigos bien ordenaditos.
  • Android Market: encuentras de todo y eso gusta. Juegos, navegadores GPS… lo que te de la gana.
  • La tarifa de datos: 12€ pago al mes por tener conexión “ilimitada” (no hay Tethering ni VoIP de momento). Creo que si no tienes twitter y eres usuario empedernido del rss y del chat no te vale la pena este teléfono. Yo creo que los 12€ los amortizo (la primera tarde gasté lo que me cobrarían por 25€).
  • Es sencillo de utilizar a más no poder.

En el fondo… hay una mezcla de cosas del HTC y de cosas de Android.

Ahora mismo tengo instaladas las siguientes aplicaciones extra:

  • Andnav (1 y 2) con sus correspondientes “dependencias”.
  • Backgrounds: cambia el fondo cada X tiempo.
  • twidroid: Twitter, twitter, twitter, follower, follower, follower.
  • My tracks: para saber por dónde voy a correr y los tiempos que hago. BRUTAL.
  • ScummVM: para ver si me paso los Monkey Islands de una vez.
  • Advanced task manager. Para acceder a las aplicaciones abiertas y cerrarlas a cascoporro.
  • Toggle settings: un panel de control más ordenado.
  • NewsRob: para seguir mis rss.

Ahora un comentario adicional sobre el uso de los estados en la mensajería instantánea.

Ahora me paso 24×7 conectado al google talk, lo que es bueno, porque en vez de llamarme o mandarme un sms, me puedes escribir que ya lo leeré. Lo malo es que no me voy a ponerme a cambiar el estado si estoy ocupado con lo que no puedo hacer uso de los estados de manera coherente, cosa que me gusta mucho y no entiendo como el resto de la gente no lo usa.

Cuando estoy en la red 2G si estoy hablando, se desconecta de la red de datos. En 2G no hay red de datos propiamente dicha (entiendo que eso es la red 3G, pero eso son consideraciones mías que no vienen a cuento). Así que si ves que mi estado es Htc y que me des/conecto mucho, es que estoy llamando. Y si sólo pone Htc, es que no estoy en el PC, dónde por norma general no pondré mensaje de estado, o será otro.

Recomendación: si vas a usar chat, rss, twitter, facebook, tuenti, o cualquier basura 2.0, es un buen móvil. Lo puedes sincronizar prácticamente todo, pero si lo que quieres es sacar fotos y hablar por teléfono, es demasiado caro.

Espero empezar a programar pronto, ya que no le tengo que pagar impuesto revolucionario a nadie para programar para mi propio chisme.

¿Dudas? A los comentarios.

Comienzo el PFC

Nokia 810 Supongo que ya era hora de ir haciendo algo ‘de provecho’, después de tanto tiempo programando cosas por afición, por fin me llega la hora de programar para un fin concreto. De acuerdo, en las prácticas de clase también se programa… pero menos de lo que nos parece durante las clases.

Empiezo mi PFC, que si Android y Vodafone no lo remedian, tratará de hacer una aplicación para el Nokia 810. ¿No es gran cosa? Pues sí, porque el Nokia 810 funciona sobre Debian y eso significa GNU/Linux y disfrutar de las frikezas de la vida.

Poco a poco, en esta categoría iré escribiendo todo lo que sea menester, tanto para que mi tutora siga el ritmo de mis avances (con el rss del PFC) como para dar un poco más de información, dentro de lo poco que pueda aportar, sobre como programar en este dispositivo.

De momento estoy a la espera de que se descarguen los 300 y pico megas del SDK, que pasarán a ser 900 y pico tras la instalación. Es curioso, lo primero que he leído es que el kernel de Ubuntu es ‘incompatible’ con el SDK, esto promete ser divertido, pero cada cosa a su tiempo.

Espero que esta sea la primera de muchas, divertidas y nocturnas entradas.