Si me quieres matar, avisa

Era temprano, aún había luz suficiente para que los testigos se contaran por docenas, así que decidí subirme al coche, no sin cierto temor, pero seguro de que todo terminaría bien.

Poco a poco (muy poco a poco) nos acercábamos al destino y nada hacía presagiar que mi miedo estuviera fundado, así que sin darme cuenta me fui relajando y cuando menos lo esperaba me encontré esos ojos amenazantes que me miraban sin dejar lugar a dudas. Querías matarme.

A los dos segundos nos encontrábamos golpeando otro coche que nada tenía que ver con nuestras peleas. Yo decía que parases con una sonrisa, la sonrisa del que sabe que su futuro no lo decide uno mismo, que está en manos (en este caso manos y pies) de otra persona.

Afortunadamente todo se quedó en una amenaza. La próxima vez, si me quieres matar, por favor, avísame.

Calorcito en Londres

Bueno, llevo unas 50H en la capital del imperio británico y tengo que reconocer que no me la imaginaba para nada como es. Pero me gusta.

Me estoy quedando en un hostel cerca de Hyde Park, que es enorme (el parque, no el hostel).

Adal en Hyde Park.

Lo más divertido de todo ha sido que… ha hecho calor (aunque hace un rato se ha puesto a llover).

Aprovechando el sol.

Otra cosa que puedo decir es que… el hostel está entre un concesionario de Ferrari y otro de Lamborghini. Cualquiera que haya estado por aquí y que sea amante de los coches sabrá como me siento… Cuando en un cruce pasan un Ferrari en una dirección y a los 15 segundos pasa otro en dirección contraria… En fin. Que mejor no les hago fotos, que me quedo sin batería… Ah, por cierto, he visto mi primer SLR.

Ahora lo suyo es salir hoy, que aún no he probado las cervezas.

Tengo mil tonterías más que contar, pero… poco a poco.

PD: Ayer salíamos de Hyde Park y entraba mucha gente, había concierto de Blur y nosotros sin entrada. Fuck!