Paciencia

¡Qué fácil es dejarse llevar por la mala leche!

En un principio esto iba a ser una entrada hablando de las desgracias de la semana pasada, que se puede resumir en algo como “ausencia de sorpresas, sólo estudio”. Si bien no es verdad del todo, porque el jueves vino mi londoner favorita y nos pusimos al día de chismes, que siempre está bien.

El domingo salí a correr y yo no sé qué tiene ese parque que hace que se te olvide todo lo malo, así que paso de entrar en más detalles. Una semana que prometía y se ha quedado en una semana más, con su luna llena sin aprovechar.

Por desgracia hoy tampoco ha sido un buen día en el 4.1.A03 y la moral ha bajado un poquito.

No vale para nada, pero me quedo más tranquilo poniendo este vídeo.

Probablemente uno de los conciertos más alucinantes que haya dado Guns N’ Roses. Éste acústico con Imagine precediendo el final de Patience es maravilloso.

Y es qué…

All we need it’s just a little patience

Electric

No sé bien por dónde empezar, a estas alturas parecería correcto hacer un abalance de lo bien/mal que llevo el cuatrimestre, de lo duras que han sido las prácticas y bla bla bla.

En vez de eso, decir que he tenido la suerte de ver a varios de los grupos que más me han hecho saltar en mi vida. The Offspring, Rage Against The Machine y Metalica.

Imágenes de los conciertos.

Me lo he pasado increiblemente bien, me he destrozado la espalda por completo y tengo quemaduras en los brazos de tanto saltar unos contra otros. Quitando algún cabraloca, la gente se ha portado muy bien y no vi muchas hostias sin sentido.

Relmente, creo que entre el Electric-weekend y el concierto de GNR, ya he visto a mis grupos de los 90’s, faltaría Greenday, creo yo, y Korn, pero a esos los escuché menos y fuera de tiempo. Así que mis grupos favoritos para saltar y brincar que puedo tachar de la lista son Guns N’ Roses, Metallica, The Prodigy y Offspring. Que infancia más bonita.

Ahora sólo queda París… pero de eso ya hablaré en otro momento.

PD: RATM salieron vestidos de presos de Guantánamo, con una bandera con una estrella roja enorme y sonando la Internacional, no digo más.