El mejor fin de semana

Hace mucho tiempo que leí La Historia Interminable y hay muchas cosas que se me han olvidado, quizá sea momento de volverla a leer. Una de las cosas que sí recuerdo es que decían que había una montaña que siempre se subía por primera vez. El tiempo pasaba y la gente olvidaba quien la había subido y alguien la subía de nuevo por primera vez. Eso me ha pasado a mi este fin de semana.

The IT crowd en el portal de mi casa
Mis niños en el portal de casa

Supongo que he tenido fines de semana más brutales que este, más divertidos, más especiales, pero ahora mismo de este fin de semana es del que guardo mejor recuerdo. Todo empezó celebrando mi cumple el viernes, descansando (jugando al Call of Duty hasta las 6 am) el sábado, viendo la mejor final de la SuperBowl de la historia el domingo y yendo a currar el lunes de empalmada y por la noche a un concierto de los Kaiser Chiefs.

Los Kaisers liándola

No creo que haga falta decir que estoy acostumbrado a que mis cumpleaños universitarios caigan en exámenes y claro, tanto jolgorio me ha cogido por sorpresa. ¡Bendita sorpresa!

El Touchdown más largo de la historia de la SuperBowl

Lo malo es que en estas cosas nunca puede estar todo el mundo, pero imagino que eso pasa siempre, algunos andaban pasándolo bien, así que al menos me quedo tranquilo.

Por cierto… los 25 me sientan genial.

El finde que perdí/encontré las llaves

¿Llaves?
¿Dónde estarán las llaves?

Éste sábado perdí un poquitín las llaves… ¿cómo se pierde un poquitín unas llaves? Pues cuando todos los demás saben que tú tenías unas llaves, tú sabes que tendrías que tener unas llaves y todos han visto unas llaves perdidas por ahí. Probablemente hubiera más gente perdiendo llaves por ahí, como dirían los yankees, not a big deal.

Lo curioso de todo el asunto, es que lo pasé muy bien aunque no recuerdo exactamente cuando las perdí. Había un agujero en mi bolsillo, pero lo que yo creía que era un agujero pequeño resultó ser lo suficientemente grande como para hacerme perder ese elemento diferenciador de los que pasan frío porque quieren de los que lo pasan aún sin quererlo.

Aunque uno no tenga llaves, siempre es posible encontrar a alguien que te abra su/tu puerta y deje pasar, con mejor o peor gana, pero… para eso están los amigos, para aguantar estas cosas, hoy por ti, mañana por mi.

¿He dicho que llevo tres días saliendo por el mismo sitio? Bueno, no pasa nada, al fin y al cabo he encontrado mis llaves. Uno nunca piensa que va a encontrar sus llaves un lunes, pero el domingo estaba cerrado así que dejé una nota y hoy he procurado parecer simpático a la que me ha devuelto las llaves, mis llaves, es curioso.

Hay más gente que conozco que anda sin llaves, otros no recuerdan para que lado se giraba, algunos intentan nadar para buscar la suya, pero el fondo del mar está lleno de llaves llenas de óxido. Las llaves son una mierda, se parten, te dejan fuera si alguien las deja dentro o dentro si alguien las deja fuera. No pasa nada, siempre se puede buscar un sitio dónde te hagan una copia.

Si alguien a estas alturas cree que llaves significa llaves, está en lo cierto, pero también del todo equivocado.

Gracias a los ITTT Crowd, eso incluye a Jesús, aún en la lejanía estaba presente.

El mejor noviembre

Como ya comentaba en la entrada anterior sobre mis avatares, este noviembre ha sido el mejor que recuerdo.

Razones: he salido bastante, ha salido a la venta Chinese Democracy y sobre todas las cosas (aún a riesgo de ser/parecer un llorón) me he reencontrado con una amiga a la que quiero muchísimo. A menos que en los seis años y pico que llevo sin verla haya cambiado demasiado.

Noviembre es el mes de una de las canciones más increíbles para mi, supongo que es un mes tan especial como lo es abril para fans de Celtas Cortos o de Sabina.

Este mes me pagaron por primera vez en Vodafone, donde estoy haciendo una beca de 6 meses y dónde estoy aprendiendo y disfrutando mucho.

No puedo explicar la alegría que me invadió durante semanas ese mes, llevando una sonrisa a dónde quiera que fuera, además de un portátil y/o un libro de Canción de Hielo y Fuego, una serie de libros de fantasía épica muy entretenida (y difícil de conseguir en tapa dura).

Quitando que no pude ir al maravilloso día del cochino el resto del mes ha sido una gozada, discos que he deseado durante 15 años, una beca molona, recuperar ganas de leer, cachondeo, recuperar el contacto con la gente que importa…

Es normal que sea Diciembre y ande un poco desmoralizado, pero eso puede cambiar mañana mismo.

Gestor de cuentas

¿Cuántas veces has salido de fiesta y has pagado cosas que no te han devuelto?

Pues yo me encargaré de que no sea así. Estoy programando una web en la que cada vez que salgas de fiesta, metas los datos de lo que has pagado, marques quienes estaban y cuando todos estén satisfechos, haga los cálculos.

¿Maravilloso, no?

Veremos cuánto tardo y que funcionalidad soy capaz de ponerle. En cuanto tenga una versión mínimamente funcional iré liberando código.

php+mysql, claro.