Un mes con el Moto 360

Moto-360_Map-820x420Ya llevo un mes con mi reloj Moto 360, el que puede haber sido el reloj con Android wear más esperado del 2014 y tengo que decir que estoy extremadamente contento.

Lo primero que tengo que decir es que hace muchos años (desde pequeño) que no uso reloj. Como a tantas otras me personas me resultaba poco práctico la molestia del reloj cuando vivo rodeado de ellos, especialmente el del móvil.

Pero ha pasado una cosa en los últimos años, aunque la tecnología (especialmente Android) que hay detrás de los móviles me apasiona, el tener que usar el móvil no me gusta nada. Estar pendiente de donde está, usarlo en invierno por la calle y que se me congelen los dedos (maravillosa semana invernal en Suiza hace una par de años en la que pensé que perdía la mano), querer mirar algo mientras conduces (coche, bici…), notificaciones molestas constantemente durante todo el día… Pero esto con el reloj me resulta menos molesto de hacer.

Mi uso principal del reloj

Las cosas por las que me dan vida en el día a día se resumen en cuatro puntos:

  • Ver las notificaciones sin que me moleste, una vibración poco molesta, un vistazo rápido y borrar notificación.
  • Contestar a chorradas sin escribir en el móvil. Gracias a que distingue muy bien lo que le dictas, es ideal para despachar rápidamente un chat.
  • Ver la hora.
  • Ver quién me llama.

Con estos tres puntos, puedo asegurar que me despreocupo totalmente del móvil durante el día. Salvo que quiera leer alguna noticia o usar el GPS (mientras Waze no esté integrado con el reloj…). De verdad es una gozada vivir sin móvil y no perderte nada.

Otras cosas que me gustan

26moto-360-smartwatch moto_360-624x351Junto con lo anterior hay un par de cosas por las que recomendaría el reloj:

  • El cargador, que lo convierte en reloj para la mesilla de noche.
  • La duración de la batería, desde las 9:00 hasta las 23:15 y está al 68%. Se ve que las últimas actualizaciones han mejorado mucho este punto que sale como negativo en todos los análisis.
  • Fluidez. Todas las pantallas van fluidas, los que dicen que no en los análisis o deben haber probado una versión anterior.
  • El diseño. Es bonito tanto en negro como en plateado y aunque en la tienda de Google sólo hay dos correas, las que se venden en EEUU son muy bonitas. Cuestión de tiempo.
  • Todo el mundo te pregunta que tal, es un reloj que destaca y nadie me ha dicho que no sea más bonito en la realidad que lo que se imaginaban. Especialmente la gente se sorprende de que no sea tan grande como parece en la propaganda.
  • Puedes llevar música en el reloj y salir a correr con auriculares bluetooth.
  • Puedes usar la navegación caminando en bici sin necesidad de poner tu vida en peligro mirando el móvil.

Cosas que no me gustan

  • Que no se pueda utilizar con iOS. Por motivos laborales llevo un iPhone conmigo (a veces) y me fastidia no poder tener las notificaciones. Espero hacer un artículo sobre iPhone 6 + iOS 8 en breve.
  • Navegar por la pantalla a veces no se hace intuitivo, pero como hay poco que hacer enseguida te das cuenta de que ese gesto que pruebas no vale, que es otro.
  • La correa está demasiado gastada para llevar un mes de uso (es de cuero de mentira).

Resumiendo

Es un reloj chulo, si te gusta no perderte las notificaciones y odias el móvil, es muy útil. Pero es difícil de recomendar con el precio que tiene a menos que seas amante de la tecnología (es un regalo genial para alguien como yo) a amante de los relojes (que los hay muy caros).

Se supone que cada reloj que sale tiene más ventajas (el último de Sony tiene GPS integrado para salir a correr y no necesitar el móvil), quizá mejores baterías están por venir, pantallas con mejor calidad… es más ¡hasta Apple va a lanzar el suyo propio en breve! Si no tienes prisa, no corras a comprar uno de estos relojes, el futuro pinta interesante.